• sexshopafrodita

Introducir el uso de juguetes sexuales en la pareja

Actualizado: mar 8

Los juguetes sexuales ya no se ven como una "tercera rueda" en la pareja. O mejor dicho, las parejas empiezan a verlos como aliados del placer. Por tanto, se rompe el hechizo que decía que los juguetes sexuales estaban diseñados solo para solteros o que muchas veces podían ser un sustituto de su pareja: eso no es cierto, pueden ser una gran y sorprendente adición a una relación. Especialmente en este período de cuarentena, cuando los días pueden parecer todos iguales, no hay mejor momento para introducir algo nuevo en la rutina de la pareja. Experimentar con juguetes sexuales durante las relaciones sexuales no es síntoma de una relación inestable, sino más bien significa estar abierto a nuevas aventuras y nuevas experiencias.

En primer lugar, ¿por qué la pareja siempre es muy reacia a introducir juguetes sexuales en la relación? Durante demasiado tiempo, la sociedad ha condenado la incorporación de juguetes sexuales a una relación. En una relación heterosexual, este tabú emocional suele estar más relacionado con el hombre, porque la sociedad y la cultura le han enseñado que usar juguetes sexuales con su novia o esposa es un signo de falta de masculinidad, lo que implica que no es capaz de satisfacer sus necesidades de pareja. Pero en mi opinión, la verdad es exactamente lo contrario: un hombre con un cajón lleno de juguetes sexuales es un hombre que sabe exactamente cómo complacer a su pareja. ¿Qué pasa con los hombres que acusan a otros hombres de no ser buenos amantes porque usan juguetes sexuales? Bueno, por lo general son estos los que no pueden satisfacer a su mujer. ¿Cuáles son los beneficios de usarlos durante las relaciones sexuales? «La mayoría de las mujeres, alrededor del 87%, no pueden alcanzar el orgasmo únicamente mediante la penetración , muchas mujeres también necesitan estimulación del clítoris y el cuerpo masculino no está 'hecho' para ofrecer estimulación clitoridiana directa durante una relación. Aquí es donde entran en juego los juguetes sexuales: al incluirlos en la relación, puedes hacer que la mujer tenga una experiencia más satisfactoria y, al poder satisfacer a su pareja, el hombre también obtendrá una mayor satisfacción. Pero no es solo una cuestión física, a estas alturas ya conocemos todos los beneficios que se derivan del uso de juguetes sexuales, desde la reducción del estrés hasta la mejora del sistema inmunológico. Sobre todo, un juguete sexual puede aumentar la intimidad, yendo más allá del placer del sexo. Y para pasar a la práctica, ¿algún consejo para introducir juguetes sexuales a las parejas? En primer lugar, una conversación honesta y sincera con su pareja es sin duda un gran comienzo. Encontrar buenas razones para experimentar con juguetes sexuales, los aspectos positivos y beneficios para la relación, es una forma de iniciar la conversación y "romper el hielo". También es muy importante dar tiempo a la pareja para que reflexione sobre la propuesta y tenga su propia idea. Si está de acuerdo, elijan juntos el modelo más adecuado : comprar un juguete sexual es divertido, más si lo hace en compañía de su pareja. Elegir juntos el que más se adapta a la relación también ayuda a aumentar la complicidad: las posibilidades son infinitas, la elección correcta podría ser un consolador o un masajeador de clítoris. Por último, pasa a la práctica : una vez terminados todos los preparativos, es hora de divertirte. Déjate llevar despacio, escucha tu cuerpo y los sentimientos de tu pareja.

Es importante tener la mente abierta y si un juguete sexual no resulta ser el adecuado, no te desanimes y prueba uno nuevo. ¡Con la práctica se mejora! ». ¡Buena diversión!



Escrito por: Francesca Favotto para Vanity Fair

29 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo